Acceder


E-mail
Necesita su E-mail o Usuario

Password
Necesita su Contraseña


No tienes una Cuenta? Registrarse gratis.

Aceder | Registrarse


El presidente Donald Trump busca su reelección en el 'Woodstock del populismo'


Publicado: 2019-06-18 a las 19:57:34 Categoria: EE UU Fuente: Portada Nacional


El presidente estadounidense lanzará oficialmente su campaña en el polideportivo Amway Center de Orlando, que tiene capacidad para alojar a 20.000 simpatizantes republicanos

Eran las dos y media de la madrugada del lunes cuando, según la web Florida Today, Gary Beck se plantó a la puerta del polideportivo Amway Center de Orlando. Beck vive en Panama City, una ciudad situada en la región del "Mango de la Sartén" (the Panhandle) del Estado de Florida, a 580 kilómetros de Orlando, y había hecho el trayecto de cinco horas y media en coche para poder pillar sitio para un evento que comenzaba exactamente 40 horas y treinta minutos más tarde.

El evento al que Beck quería conseguir un puesto de primera fila no era un concierto de rock, sino un mitin político: el lanzamiento oficial de la campaña para la reelección de Donald Trump. Hoy a las ocho de la noche hora local (02.00 hora peninsular española) el presidente de Estados Unidosanuncia formalmente su intención de repetir un segundo mandato. Lo hace en el Amway, cuyo aforo máximo es de 20.000 personas. Según la campaña de Trump, 24 horas antes del evento, habían recibido 100.000 solicitudes para acudir al mitin.

Así que el arranque de la campaña del presidente puede convertirse en todo un 'Woodstock de la política estadounidense'. Simbolismo, desde luego, no falta. En agosto se cumplen 50 años del archifamoso festival. Pero, mientras los planes para repetir el evento están tropezando en una cascada de dificultades financieras, la campaña de Donald Trump va como un cohete.

Sólo en el primer trimestre del año, que es el último periodo del que se han publicado datos, el esfuerzo para hacer que Trump permanezca en la Casa Blanca hasta 2024 tenía 40,8 millones de dólares (44,5 millones de euros) a los que hay que sumar otros 45,8 millones de dólares del Comité Nacional Republicano, que es el organismo del partido que coordina las campañas electorales.

El mitin de Orlando es, en buena medida, el 'Woodstock del populismo'. La misma generación que se juntó en aquella granja del estado de Nueva York hace cinco décadas para protestar contra Vietnam, celebrar las bondades de la marihuana y defender el derecho a hacer lo que a uno le dé la gana se van a juntar esta noche en la ciudad de los parques de atracciones -Disney, Universal y Sea World- para festejar el aislacionismo, defender la expulsión de los inmigrantes indocumentados y escuchar cómo el resto del mundo -y, en particular, los medios de comunicación- tienen la culpa de los problemas -reales o ficticios- de Estados Unidos.

Por si el paralelismo cultural entre los dos 'festivales' no fuera suficiente, la Madre Naturaleza iba a poner su granito de arena: las previsiones meteorológicas daban lluvias en Orlando para esta noche, lo que parecía garantizar que los miles -tal vez decenas de miles- de simpatizantes del presidente que iban a seguir el evento desde pantallas en el exterior del Amway iban a calarse hasta los huesos, igual que en Woodstock hace 50 años. La posibilidad de que acaben celebrando las palabras de Trump semidesnudos en el barro, sin embargo, es cercana a cero en esta ocasión.

Orlando es todavía más demócrata que la mayoría de las grandes ciudades de EEUU. No es sólo que los centros urbanos del país no hayan votado por Trump sino que, además, esa localidad ha recibido más de 30.000 emigrantes que han huido de Puerto Rico tras la destrucción de la isla por el huracán María, que causó 3.000 muertos en 2017. El hecho de que los problemas de Puerto Rico se agravaran debido a casi total falta de atención del Gobierno de Washington ha reforzado aún más la impopularidad de Trump en el área.

Pero la decisión de Trump de arrancar su campaña -que, en realidad, empezó el día después de su jura del cargo, como revelan los documentos de los reguladores y su propio calendario de mítines- en Orlando tiene una enorme lógica política. La cuidad se encuentra en el centro de Florida y marca la frontera entre el territorio en el que él tiene más popularidad y el que prefiere, en general, votar demócrata. Así que es una excelente plataforma para lanzar la campaña en un estado crítico en el que el Partido Republicano lleva además consolidando su popularidad de forma gradual pero imparable desde hace dos décadas. A eso se suma el hecho de que el martes los demócratas inician sus debates presidenciales, y la atención que la opinión pública presta a la campaña va a ir subiendo progresivamente.

Porque, pese al entusiasmo de sus simpatizantes, Trump es consciente de que las elecciones de 2020 se presentan muy abiertas. Aún es muy pronto para extraer conclusiones, pero las encuestas le ponen por detrás de varios aspirantes demócratas. La semana pasada la campaña de Trump rompió su contrato con una empresa de estudios demoscópicos cuyos datos, filtrados a la la prensa, ponían al presidente en una situación complicada en 2020. Claro que eso también pasó en 2016. Entonces, cuando Trump, acompañado de su esposa, Melania, bajó en la escalera mecánica de su edificio en Nueva York para anunciar su candidaturas la presidencia, tenía una intención de voto del 1%. Y aquí está hoy: de presidente, y lanzando su reelección en una especie de 'Woodstock político del siglo XXI'.

Portada Tv
Siguenos en aceBook


Siguenos en Twitter
Siguenos en Instagam
@portadanacional
Anuncios

Imagen del Día

Combustibles
Atualizado: 2019-07-08
Gasolina Premium: $ 233.3
Gasolina Regular:$ 215.2
Gasoil Premium:$ 206.9
Gasoil Regular:$ 181.2
Kerosene:$ 168.6
Gas Licuado:$ 106.6
Gas Natural:$ 28.97

Agenda de Portada

Recomendado Para Ti

PORTADA DE VIDEOS